Consejos básicos ante una situación de malos tratos en el ámbito familiar

VIOLENCIA   DOMESTICASe considera malos tratos a toda forma de violencia que en el ámbito familia se materializa en agresiones físicas o en agresiones psicológicas y verbales. Si es víctima de malos tratos debe seguir una serie de consejos generales.

En primer lugar es importante que no silencie los hechos, no aguante ni sea tolerante con su agresor. En segundo lugar, contacte con el Cuerpo de Seguridad competente en la zona, si es la Guardia Civil llame al teléfono 062 o en cualquier caso al 112. Informe de su nombre, dirección dónde se encuentre y solicite ayuda.

Si es posible, avise a algún vecino o familiar que presencie los hechos para que posteriormente si hubiera lugar a diligencias judiciales pueda declarar como testigo. No modifique su aspecto, evite asearse y no lave su ropa y no altere el lugar de la agresión. Aporte la identidad o la descripción de su agresor y cuantos datos considere de interés para la investigación.

No debe demorar la denuncia de la situación de maltrato. Si ha denunciado este tipo de hechos en otras ocasiones, comuníquelo. Si teme por su seguridad y va a abandonar la casa, recoja y guarde su documentación personal y, si los hubiera, documentos relativos a agresiones anteriores.

Conserve todos los justificantes de los gastos producidos como consecuencia de la agresión (gastos médicos, farmacéuticos, desplazamientos, etc.). Si se han producido lesiones físicas acuda a un centro sanitario con servicio de urgencias y tome fotografías de las lesiones producidas. Guarde copia de todas las recetas e informes médicos.

En el caso de haber sido obligada a mantener relaciones sexuales  evite las medidas de higiene hasta después de acudir al Servicio de Urgencias o de Ginecología y de haber denunciado los hechos. Si tiene problemas, recibe amenazas o se siente insegura, avise inmediatamente, la ley y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad garantizan su seguridad y protección, solicite asesoramiento jurídico.

Si es una mujer extranjera indocumentada y sufre malos tratos, no dude y denuncie la conducta de su agresor ante el Cuerpo de Seguridad competente en la zona. La ley protege a las víctimas de violencia doméstica, sean de donde sean y cualquiera que sea su situación.

El Instituto de la Mujer atiende en el teléfono 900 19 10 10 así como en el 016, el número de atención a los malos tratos.