Emprende con Minerva

0 comentarios

El filón emprendedor del turismo

El turismo es uno de los motores económicos de Andalucía. Además del tradicional turismo de sol y playa y del cultural, que se aprovecha del rico patrimonio histórico, monumental y gastronómico de la región, hay varios tipos de turismo que se están extendiendo: el de salud y bienestar y el de naturaleza. Dentro de éste encontramos también el turismo rural y el turismo activo, relacionado con la práctica de deportes de aventura al aire libre.

De hecho, el nuevo turismo y los servicios culturales y de ocio figuran entre los 22 sectores emergentes con potencial para crear empleo en Andalucía, según un estudio del Observatorio Argos, dependiente del Servicio Andaluz de Empleo.

Por lo que se ve, el turismo y el ocio son actividades en las que es posible innovar. Las propuestas en este sentido son muy variadas.

Beetripper, por ejemplo, es una plataforma web de actividades turísticas basada en la economía colaborativa, en la que ciudadanos de todo el mundo pueden ofrecer servicios turísticos a los viajeros que visiten su ciudad. En esta comunidad, los anfitriones o beetrippers locales tienen un perfil muy variado y se clasifican según su especialidad (historia y monumentos, ocio nocturno, cultura y espectáculos, naturaleza y escapadas, gastronomía, shopping, etc.). Cobran una tarifa que va desde los 3 a los 20 euros por hora de recorrido. Beetripper está en plena expansión y actualmente participa en el Programa Minerva de aceleración de startups, una iniciativa de la Junta de Andalucía y Vodafone.

La idea de hacer turismo en una ciudad de una manera original es también lo que propone Sevilla y tú, un proyecto que participó en la segunda convocatoria de Minerva. Esta empresa permite visitar la capital hispalense a través de sus aspectos menos conocidos y de experiencias culturales innovadoras y personalizadas. Reúne un catálogo de rutas temáticas, talleres artísticos, visitas guiadas y otras actividades a precios asequibles que pueden interesar tanto a los turistas nacionales y extranjeros como a los propios sevillanos.

La Sibila, por su parte, es una empresa para la interpretación del patrimonio cultural con dispositivos móviles. Mediante la reconstrucción en 3D, acerca al usuario diferentes espacios y monumentos, como Baelo Claudia. El equipo trabaja ahora en el lanzamiento de una aplicación.

Flamenco Nau se ha propuesto integrar las nuevas tecnologías con el flamenco para potenciar su difusión y aumentar su incidencia en la economía. Así, recopila los mejores artistas flamencos y localizaciones a modo de agenda, facilita la compra de entradas para estos espectáculos, etc. Cuenta también con la propuesta Living Flamenco, por la que la empresa selecciona artistas y localizaciones para disfrutar de una genuina jornada flamenca en Andalucía. La experiencia se completa con alguna actividad típica de la zona organizada en exclusiva para el grupo, o bien algún complemento de taller gastronómico para sumergirse en la cultura andaluza.

Y para pasar un día divertido está Fonkana, una plataforma online que permite crear, gestionar y publicar gymkanas que se resuelven con ayuda de los dispositivos móviles. Así, el smartphone funciona como nexo entre el mundo real y el virtual y permite resolver estos desafíos solo o en equipo.

Éstas son sólo una pequeña muestra de las nuevas ideas emprendedoras de base tecnológica que van transformando la industria del turismo. ¿Se te ocurre algún otro proyecto original?

Deja un comentario